¡Atención Padres! estrategias para manejar conducta infantil

Los padres determinan en gran medida la conducta infantil con la aptitud que asumen en cada acción del niño. La excesiva permisividad puede pasar tarde o temprano factura al enfrentar niños descontrolados.

Por ello, es importante saber a qué estrategias apelar para manejar el comportamiento inadecuado de los más pequeños de casa. Aquí, sugerimos algunas a considerar, por ejemplo, en situaciones cuando se va dar una instrucción y cómo se debe proceder.

  1. Al momento de dar la instrucción, hágalo con rostro amable y asegurándose  de captar la atención del niño, espere un tiempo prudente de 4 a 5 segundos, para que responda.
  2. Si argumenta o no responde, repitamos la instrucción y esperemos unos 3 segundos más. No discuta con él.
  3. Si no responde, repitamos la instrucción por tercera vez, mientras nos acercamos a él. Tomele de la mano amablemente, pero con firmeza y guíe hacia la conducta deseada.
  4. De acuerdo al avance, desvanezca la ayuda.
  5. Finalmente, hágale notar la conducta correcta que efectuó.

Es preferible dar instrucciones mínimas y solo importantes, como por ejemplo: “siéntate por favor” y persistir en la actitud hasta que el niño ejecute la acción. Sí no responde de inmediato, de ser necesario hacerlo con firmeza, pero sin gritar, ni mostrar enojo ni frustración.

Los mejores aliados para los cambios de actitud de hecho están relacionados con convertirse en amigo del niño, jugar con él, dedicarle tiempo, alabarlo y felicitarlo. También, pregúntese a sí mismo cómo la conducta de uno puede estar influyendo en la actitud inadecuada del infante y verá que encontrará respuestas.

2018-10-04T22:52:51+00:00

Deje su comentario